Vasectomía

La vasectomía es un método permanente de control de natalidad. Es una operación sencilla en que el doctor amarra o sella los tubos en el escroto que llevan las espermas al pene.

Con la vasectomía el hombre puede tener relaciones sexuales sin producir un embarazo. Al amarrarse o sellarse los tubos, los espermatozoides no pueden mezclarse con el líquido masculino (semen).

Algunas vasectomías pueden revertirse; es decir hacerse reversibles, pero la cirugía es costosa, usualmente no la cubre el seguro médico y debe realizarse en un hospital. A pesar de que la mayoría de los hombres pueden eyacular esperma después de revertir la cirugía, este esperma, con frecuencia, no es capaz de fertilizar un óvulo. Si desea conocer más sobre la operación de reversión de la vasectomía lea el artículo: Reversión de la vasectomía

  • Recuerde: Todavía puede causar un embarazo hasta que TODAS las espermas se eliminen del semen.
  • Recuerde: La vasectomía no lo protege al hombre contra las enfermedades de transmisión sexual incluyendo el SIDA Un hombre que tiene el riesgo de infectarse con esas enfermedades debe usar un condón cada vez que tenga relaciones sexuales, aun después de la vasectomía.

Para mayor información, puedes consultar directamente con el urólogo José Siles desde el formulario de esta página.